Podemos ayudarte con todas tus consultas para el prequirúrgico

(0261) 423 8018

prensa@amamendoza.com.ar

Don Bosco 474 – Ciudad – Mendoza – Argentina

Pacientes

PREGUNTAS FRECUENTES

Los anestesiólogos sabemos, porque así lo expresan muchos enfermos, que gran parte de la inquietud y miedo que se siente al enfrentarse a una intervención quirúrgica está causado por la anestesia y no por la propia intervención. Sin duda, el responsable de esa sensación de miedo es la desinformación y el desconocimiento que la mayoría de las personas -incluidas muchas del ámbito sanitario- tienen de nuestra Especialidad.

Como médicos, nuestro objetivo es proporcionarle el mejor cuidado posible, y estamos convencidos que la mejor atención médica es la que se realiza sobre un paciente confiado, tranquilo y cooperador.

1- ¿QUÉ ES LA ANESTESIA?

El nombre anestesia deriva del vocablo griego “a aisthesis” (a- estesia), siendo la definición de la privación total o parcial de la sensibilidad producida por causas patológicas o provocada con finalidad médica. O de otra forma: la administración de medicamentos, por diferentes métodos, que llevan al paciente a un estado de inconsciencia que le permite tolerar procedimientos quirúrgicos y diagnósticos sin dolor ni estrés.

La Anestesiología es la ciencia médica que se ocupa del alivio del dolor y el cuidado global del paciente quirúrgico antes, durante y después de la cirugía.

En la actualidad, nuestra Especialidad incluye otras muchas áreas de actuación además del quirófano, entre las que están el tratamiento del dolor y el manejo de cuadros clínicos críticos y situaciones de emergencia dentro y fuera de los hospitales.

2- ¿QUIÉN ES EL ANESTESIÓLOGO?

Una gran parte de las personas que se han visto en el trance de pasar por una intervención quirúrgica probablemente no han llegado a conocer a su anestesista –o anestesiólogo, que es el término adecuado-, a pesar de que su trabajo resultó de vital importancia para su seguridad y el buen desarrollo de la intervención. Para ellos sólo fue el doctor -muchos ni siquiera están seguros de que fuera un médico- que le hizo dormir de pronto y después le despertó, sin que sepan con claridad cuál fue su misión entre esos dos hechos que constituyen todo su recuerdo de la anestesia.

En realidad, el papel primordial del anestesiólogo dentro del quirófano va mucho más allá de “dormir” a los pacientes, y consiste en proteger y regular sus funciones vitales de forma que la intervención quirúrgica le ocasione las menores alteraciones posibles. Estos especialistas son, de hecho, los doctores encargados de diagnosticar y tratar cualquier problema o incidente médico que surja durante la intervención o en el período inmediatamente posterior.

El anestesiólogo es contemplado actualmente como el especialista “perioperatorio”, esto es, el encargado del cuidado médico del paciente a todo lo largo de su proceso quirúrgico. Ello incluye el estudio y preparación del mismo antes de la intervención (preoperatorio), la supresión del dolor y la vigilancia de las constantes vitales durante la cirugía (intraoperatorio), y la continuación de estos cuidados una vez finalizada la intervención, hasta que el paciente está en condiciones de volver a la sala de hospitalización (postoperatorio), todo ello manteniendo una comunicación permanente con el equipo de cirujanos.

Para llegar a ser anestesiólogo, se deben completar los seis años de estudios de Medicina y pasar el examen que permite acceder a los estudios de postgraduado, iniciando así un programa de formación y entrenamiento específicos de cuatro años, durante los cuales se aprenden las bases científicas y técnicas de la Especialidad.

3- ¿POR QUÉ TENEMOS MIEDO A RECIBIR ANESTESIA?

Está vinculado a la mala reputación que goza esta práctica desde tiempos en los que esta labor carecía de medicamentos “seguros” y equipamiento adecuado, con tecnología como la moderna.

En la actualidad, el anestesiólogo conoce, a cada instante, el estado de salud de sus pacientes gracias a los avances tecnológicos.

4- TIPOS DE ANESTESIA:

  • Anestesia general:

El paciente permanece inconsciente y no recibe ningún tipo de sensación. Se trata, en realidad, de una “intoxicación” controlada y reversible, en la cual se emplean un número variable de fármacos –a veces más de una docena-. Algunos de éstos se inyectan por vía intravenosa o intramuscular y otros se inhalan en forma de gases o vapores.

El anestesiólogo calcula permanentemente las dosis para ajustar el nivel de anestesia a las necesidades de la intervención y a las características de cada paciente. Además, emplea una serie de técnicas para mantener la respiración y la circulación dentro de los límites normales, asistido por un sofisticado equipo electrónico de monitorización.

Una vez finalizada la intervención, el anestesiólogo revierte el efecto de la medicación anestésica y el paciente recobra la conciencia y el control de sus funciones vitales, en un plazo más o menos largo que varía según el paciente y la intervención.

  • Anestesia regional:

Se entumece toda la zona del cuerpo que va a ser operada. Para ello, el anestesiólogo inyecta una determinada solución de anestésico cerca de los nervios que reciben la sensibilidad de dicha zona.

El paciente permanece despierto o con una sedación ligera, pero no recibe sensación dolorosa alguna. Hay diversas técnicas, dependiendo de la zona a operar, pero las más empleadas son la epidural y la espinal (también llamada raquianestesia), en las cuales el anestésico se inyecta en el canal medular mediante una punción en la espalda y se anula la sensibilidad de la parte baja del cuerpo.

  • Anestesia local:

El anestésico se aplica directamente sobre los tejidos de la zona que se va a intervenir. Se emplea para intervenciones menores sobre partes muy circunscritas, como la mano, el pie o el ojo. A veces la aplica el propio cirujano.

5- EMBARAZO Y ANESTESIA.

Si Ud. es una mujer embarazada a término y por cualquier circunstancia se le debe realizar una operación cesárea o cualquier otro procedimiento que ayude al feliz nacimiento de su bebé, es importante que sepa que los objetivos prioritarios de todo el equipo médico que la atenderá durante la intervención son el preservar su seguridad y bienestar al igual que la de su hijo.

Todos los anestésicos que se le administrarán están destinados a cumplir con estos objetivos fundamentales. De esta manera no sentirá el dolor que pueda ocasionarle la operación y su hijo nacerá con toda su vitalidad y en perfectas condiciones físicas.

Si Ud. lo desea y su obstetra así lo indica el médico anestesiólogo puede aliviarle el dolor durante su trabajo de parto empleando a tal fin un tipo de anestesia regional (la anestesia peridural con catéter) administrándole pequeñas dosis anestésicas locales para aliviarle el dolor que el trabajo de parto pueda generar.

Es preferible que discuta esta posibilidad con su médico obstetra en el último trimestre de su embarazo a fin de que conjuntamente con el servicio de anestesiología se planifique con antelación la aplicación del procedimiento antes mencionado.

6- ¿EXISTE LA ALERGIA A LA ANESTESIA GENERAL?

No. Sí puede existir sospecha de probable respuesta anormal en “algunos” casos, que deben ser identificados por el anestesiólogo mediante el interrogatorio y examen previo del paciente.

7- ¿CUÁLES SON LOS RIESGOS DE RECIBIR ANESTESIA GENERAL?

Existen riesgos menores postoperatorios. Entre otros, podemos nombrar: náuseas y vómitos, ronquera, dolor de garganta, mareos, rotura de piezas dentarias; que constituyen las complicaciones más frecuentes y cuya frecuencia varía, según las estadísticas, de acuerdo a la medicación utilizada y el tipo de cirugía y de paciente.

8- ¿DEJA ALGÚN TIPO DE SECUELAS EL RECIBIR ANESTESIA EN FORMA REPETIDA?

No. Las drogas administradas son eliminadas por el organismo en horas.

9- ¿ES POSIBLE QUE “SE PASE” LA ANESTESIA?

No. El anestesiólogo está todo el tiempo controlando el estado del paciente.

10- ¿QUÉ SENTIDO TIENEN LOS ESTUDIOS PREVIOS QUE SE LE REALIZAN AL PACIENTE?

Tiene como objetivo disminuir las probabilidades de sucesos inesperados durante una cirugía o su recuperación inmediata. Además, ayuda al médico a conocer si ese paciente necesitará algún cuidado especial mientras esté dormido.

Los estudios preoperatorios que se solicitan son consensuados desde la Federación Argentina de Anestesiología.

11- ¿POR QUÉ EL AYUNO PREOPERATORIO?

Esta medida disminuye la probabilidad de que el contenido del estómago pase a los pulmones cuando el paciente está dormido, lo cual es una complicación grave, pero fácil de prevenir.

Si Ud. se va a operar y seguramente estará interesado en conocer algunos puntos relacionados con la anestesia que le va a ser administrada para la cirugía.

Esta información tiene por objeto aclararle los aspectos básicos vinculados con la atención anestesiológica que recibirá durante su cirugía.

Analice y discuta el contenido de este informe con sus familiares para que en la consulta preanestésica, durante la cual conocerá a uno de los integrantes del equipo de anestesiólogos, pueda profundizar los aspectos de la anestesia que lo inquietan o sobre los que tiene dudas y que considera conveniente aclarar.

Bajá nuestro Guía de Ayuno Perioperatorio

Te damos toda la info necesaria.

TENES ALGUNA PREGUNTA?

appoinmentFormulario de Consultas

Enviar una notificción a mi correo